Reporte de la Administración

Augusto Gerbaud de la Guardia

Vicepresidente Ejecutivo y Gerente General

Augusto Gerbaud de la Guardia

Augusto Gerbaud de la Guardia

Vicepresidente Ejecutivo y Gerente General

Para Empresa General de Petróleos, S.A., 2017 fue, sin lugar a dudas, un año muy especial sobresaliendo el hecho de que el 31 de agosto se logró concretar la compra de las operaciones de TOTAL en Costa Rica, mediante la adquisición del 100% de las acciones de la sociedad Total Petróleo Costa Rica, S.A. y subsidiarias, a la empresa francesa Total Marketing Services.

Esta importante adquisición incluye una excelente red de 19 estaciones de servicio en Costa Rica, el negocio de venta de combustibles a granel a clientes comerciales y todos los activos y equipos necesarios para operar el negocio, pero principalmente, a 222 nuevos colaboradores en Costa Rica que cuentan con una vasta experiencia y conocimiento del negocio.

Esta transacción fue el resultado de muchos meses de negociación, enmarcada en un proceso competitivo con la participación de empresas transnacionales que también estaban interesadas en entrar a este mercado o en ampliar su participación en el mismo. Al final se pudo cerrar la compra, obteniendo adicionalmente el “concepto favorable” de la Comisión para Promover la Competencia (COPROCOM), lo que nos protege en el futuro ante cualquier reclamo en temas de competencia o de concentración económica, debido a la importante participación que tenemos ahora en el mercado de estaciones de servicio en Costa Rica, con 53 estaciones a nivel nacional.

Adicionalmente, es importante recordar que en 2017 continuamos operando nuestros negocios en una industria que cambió significativamente a mediados de 2014, cuando los precios del crudo y sus derivados cayeron de manera drástica. Esto debido a (i) una sobreoferta en el mercado causada principalmente por el incremento de la producción en los Estados Unidos, (ii) a una reducción en la proyección de la demanda en grandes mercados como China y (iii) a la decisión por parte de la OPEC, liderada por Arabia Saudita, de no reducir su participación de mercado para restablecer el balance entre la oferta y la demanda, ante estas nuevas realidades del mercado mundial de hidrocarburos.

En el caso particular del crudo (tanto el WTI como el Brent), que habían estado por algún tiempo alrededor de los US$100-110 por barril, llegó a cotizarse por debajo de US$50 por barril a finales de 2014 y continuó bajando durante el 2015 acercándose a los US$30 por barril, precios que no se veían desde hace más de 13 años. Sin embargo, como resultado de un cambio en la estrategia de la OPEC, que decidió finalmente reducir de manera organizada la producción de crudo, acción esta que fue respaldada por varios otros países productores que no forman parte de la OPEC, en 2016 se registró un cambio en la tendencia hacia la baja prevaleciente en los dos años anteriores. Esta tendencia se mantuvo durante el 2017 llegando a un promedio anual de US$54 por barril (versus US$43 por barril en 2016), pero aún así muy por debajo de los precios en el mercado tan solo unos cuantos años atrás.

Los precios internacionales bajos han afectado significativamente la economía de los países productores y a las grandes transnacionales petroleras por cuatro años seguidos. Sin embargo, esta situación beneficia de manera directa a los países como el nuestro que importa el 100% de sus combustibles. Para ponerlo en perspectiva, si comparamos los precios al público en 2017 versus los de la primera mitad de 2014 (antes de que se registrara la caída del mercado), el consumidor panameño que se suple en estaciones de servicio se ahorró aproximadamente US$50 millones mensuales. Si le sumamos el consumo de la industria, el ahorro mensual se aproxima a los US$65 millones.

Enfocándonos ahora en los resultados operativos de 2017, es una realidad que continuamos compitiendo en el mercado panameño con empresas transnacionales de gran tamaño, que vendemos productos de consumo básico que tienen un comportamiento de precios realmente volátil y que por ende son sensitivos tanto política como socialmente. Sin embargo, apoyados en la dedicación y esfuerzo de toda la organización, de los concesionarios Delta y a la preferencia de nuestros clientes, tanto en Panamá como en Costa Rica, se lograron vender un total de 556.7 millones de galones, lo que representa un crecimiento de 27.1 millones de galones (+5.1%) contra el año anterior. Esto, aun cuando la competencia mantiene una presión constante sobre los márgenes de comercialización, y gracias al enfoque de toda la organización en incrementar las ventas y mejorar la eficiencia operativa en todos los canales de distribución y en los procesos internos para servir mejor al cliente.

En lo referente al sector de estaciones de servicio, nuestra principal línea de negocios y donde contamos con la más amplia red de estaciones en Panamá y una importante presencia en Costa Rica, se registraron ventas por 272.2 millones de galones (+5.8% versus 2016). Convencidos de que la clave del éxito en esta línea de negocios es fortalecer y mejorar continuamente el servicio que reciben nuestros clientes, ampliamos la cobertura del programa “Yo Soy la Diferencia”, incrementando la participación en Panamá a 136 estaciones e incluyendo las 34 estaciones en Costa Rica, enfocados principalmente en motivar a los más de 1,500 vendedores de pista, capacitándolos para dar un servicio de excelencia consistentemente y reconociendo el esfuerzo y gran trabajo que hacen día a día. Con este programa reforzamos el compromiso que tiene Petróleos Delta con sus clientes y es obvio que está logrando su ¿ cometido, ya que los resultados de la encuesta que se llevó a cabo en diciembre de 2017 posicionan nuevamente a Petróleos Delta como el líder indiscutible en preferencia y satisfacción al cliente en Panamá.

En Panamá se construyeron tres nuevas estaciones, se logró un cambio de bandera a la marca Delta y se invirtió en la remodelación y ampliación de doce de nuestras principales estaciones, incluyendo una remodelación completa a la emblemática estación San Gabriel, en la cual se incorporaron nuevos elementos gráficos encaminados a la evolución de nuestra imagen en estaciones de servicio. Adicionalmente, se adquirieron propiedades en ubicaciones estratégicas y continuamos implementando un agresivo plan de expansión con proyectos importantes a nivel nacional, todo esto para garantizar nuestro liderazgo indiscutible en el mercado. En Costa Rica, el cambio en esta línea de negocios, fue aún más significativo, al incorporar a partir del 1 de septiembre las 19 estaciones de servicio que se adquirieron de TOTAL, iniciando de inmediato el proceso de cambio de imagen a la marca Delta.

En cuanto al negocio de ventas industriales y comerciales, donde contamos con más de 450 clientes repartidos a todo lo largo y ancho del país, se lograron ventas de 94.9 millones de galones (+9.1% vs 2016), impulsadas principalmente por un incremento inusual en proyectos de infraestructura vial, en ventas “spot” a generadoras térmicas y al crecimiento sostenido que mantiene la tarjeta Maxiflota (+6.3%). En adición, se logró ganar nuevamente el contrato para el suministro de los vehículos del gobierno, asegurando este volumen hasta el año 2020 y, por primera vez en nuestra historia, ganamos la licitación de la ACP para suplir el diésel que consumen todos los remolcadores, dragas y equipo de mantenimiento del Canal de Panamá por los próximos tres años.

En el negocio de aviación, nuestro principal cliente (COPA Airlines) continuó agregando nuevos destinos y frecuencias, aunque menos agresivo que años anteriores, por el desmejoramiento económico que prevalece en algunos de sus principales destinos. Aun así, gracias a su preferencia, y a que otros clientes de gran prestigio como KLM y Air France agregaron también frecuencias adicionales, nuestra participación de mercado al final del año llegó a 82%, lográndose vender 188.2 millones de galones (+2.2% vs 2016). Es importante resaltar el extraordinario esfuerzo de todo un equipo de trabajo dedicado a coordinar la logística de suministro requerida por esta operación, especialmente ante la limitada capacidad de almacenamiento de Jet Fuel existente en el aeropuerto internacional de Tocumen. Nuestros colaboradores y contratistas laboran 24 horas al día y 7 días a la semana para poder despachar más de 53 cisternas diarias, y así mantener el inventario necesario disponible en todo momento.

Como resultado del crecimiento en el volumen de ventas (+5.1) y del incremento en los precios internacionales de los productos que vendemos en el mercado, en 2017 se registraron ventas por US$1,223 millones (+24% vs. 2016). Desde el punto de vista financiero y gracias a una efectiva y cautelosa administración de precios, márgenes y gastos, la utilidad neta de Empresa General de Petróleos incrementó 5% a US$25.9 millones.

El balance de situación de Empresa General de Petróleos, S.A., al 31 de diciembre de 2017, nuevamente refleja una posición financiera muy sólida, aunque levemente distinta al de la misma fecha del año anterior, simplemente porque la transacción de compra de la operación de TOTAL en Costa Rica se llevó a cabo el 31 de agosto de 2017 e incluyó tanto endeudamiento como el uso de fondos propios. Por el lado de los activos, cerramos el ejercicio fiscal con US$39.1 millones en efectivo, una cartera de crédito de US$43.3 millones muy sana y con baja morosidad, con inventarios de productos de US$23.7 millones, y con un incremento en el valor de nuestras propiedades y equipos de US$119.7 millones como resultados de la implementación del plan de inversiones y de la adquisición de las propiedades de TOTAL en Costa Rica. Al final del ejercicio fiscal, el Patrimonio de los Accionistas registró un incremento de US$7.7 millones a US$119.3 millones, aun cuando se declararon y pagaron US$16.0 millones en dividendos a favor de Empresa General de Inversiones, S.A., tenedora del 100% de las acciones de Empresa General de Petróleos, S.A.

El año 2017 fue ciertamente un año muy interesante para todos, donde se puso a prueba a nuestro principal activo, los colaboradores de la empresa. Esto debido a que aun cuando hubieron muchas distracciones para algunos de nosotros, asociadas al proceso de compra de las operaciones de TOTAL en Costa Rica, todo el resto del personal pudo mantener el enfoque en la implementación efectiva y a tiempo de los pilares estratégicos identificados para mantener nuestro liderazgo en el mercado, alcanzando las metas globales, departamentales e individuales que nos habíamos propuesto, apoyados en un completo programa de comunicación interna para mantener debidamente informado y motivado a todo el personal.

En nombre de todos y cada uno de los colaboradores, tanto los que ya estaban en la empresa como a los que le dimos la bienvenida el 31 de agosto de 2017, agradecemos a nuestros accionistas y directores por el apoyo y la confianza que en nosotros han depositado, especialmente al permitirnos dar un paso muy significativo en el engrandecimiento de Empresa General de Petróleos, S.A. con la compra de las operaciones de TOTAL en Costa Rica. Quedamos como siempre comprometidos para lograr las expectativas del negocio, mediante el fortalecimiento de la relación con nuestros clientes, la eficiencia administrativa y el servicio a la comunidad que nos premia con su preferencia, tanto en Panamá como en Costa Rica.

 

 

 

Augusto Gerbaud de la Guardia

Vicepresidente Ejecutivo y Gerente General