Empresa General de Capital

Reporte de la Administración

Gillermo Chapman

Guillermo Chapman III

Vicepresidente Ejecutivo

Nos toca presentar esta vez los resultados del ejercicio culminado el pasado 31 de diciembre de 2017. Este es el primer informe anual que presentamos desde que se nos adelantara el fundador de Empresa General de Capital (EGC), y reconocemos hoy que en menos de quince años su visión y liderazgo fue instrumental en convertir un pequeño capital semilla en un patrimonio superior a los US$125 millones con vigorosos retornos para sus accionistas.

Los estados financieros que vamos a repasar demuestran resultados sobresalientes y veremos cómo se compone y deriva una utilidad neta consolidada para el año 2017 de US$20.8 millones, la que resulta en un retorno sobre patrimonio promedio del 17.1%. Este retorno nos llena de satisfacción pero nos corresponde hacer hincapié para indicar que esa utilidad es US$4.4 millones inferior a la del año previo, que fue récord, ya que en el 2016 EGC tuvo utilidades extraordinarias de US$8.7 millones que repasaremos más adelante.

Al igual que en presentaciones anteriores, empezamos por explicar el desempeño de nuestra subsidiaria operativa, IGP Trading Corp., la cual tuvo ingresos operativos muy robustos. Esta es nuestra empresa que provee el combustible en Panamá a nuestra afiliada Petróleos Delta, S.A. que, como ya conocen, es la empresa líder en nuestra plaza con 188 estaciones de servicio en todo el país. Los elementos críticos que conforman el ingreso operativo de este negocio son el volumen de galones importados y los centavos que se logran marginar en la importación del producto.

En el transcurso del año 2017, IGP le suministró a Delta en Panamá 463 millones de galones entre gasolinas, diésel y jet fuel, cifra récord, y 10 millones de galones más que el año anterior. El aumento en el volumen fue nominal, pero combinado con un aumento de medio centavo en el margen promedio, el cual subió de3.48 centavos a 4.02 centavos, se traduce en un incremento en el ingreso superior a los US$2.8 millones en el año. Por supuesto, generar estas utilidades brutas tiene también sus costos operativos y, además, otro costo muy importante que pocos consideran y es que las regulaciones exigen a los importadores mantener una reserva estratégica inmóvil, que en el caso de IGP significa más de US$20 millones en producto que se guardan en tanques de Chevron, nuestro suplidor estratégico.

Este es un momento propicio para ampliar las implicaciones financieras de dicha reserva estratégica, ya que aunque no se pueda disponer de ella, las normas financieras exigen que su valor vigente sea reflejado en los estados financieros de la empresa. Como todos conocen, el precio del petróleo, y por ende el de sus derivados, ha fluctuado con gran volatilidad en los últimos años y eso impacta el valor de nuestra reserva y también nuestros resultados financieros. Para el año 2017 el impacto fue de una magnitud de US$2.7 millones lo cual nos favoreció y, aunque importante, es solo casi la mitad del impacto positivo que tuvimos en 2016 cuando nos favoreció en US$5.2 millones. Por supuesto, y como probablemente o pueden intuir, en años previos cuando los precios de los combustibles bajaron dramáticamente, nuestros inventarios nos afectaron adversamente. Como resultado final la utilidad neta de IGP para el año, luego de combinar las ganancias operativas con la revalorización del inventario, ascendió a US$16.9 millones, cifra muy similar a la de 2016 cuando la utilidad neta fue de US$17.1 millones.

A diferencia de los quince años anteriores, cuando nos correspondía consolidar en los estados financieros la parte roporcional a nuestra tenencia en Plastiglas Holding, este US$12 año ya eso no ocurre puesto que en 2016 esa empresa se combinó con la peruana San Miguel Industrias Pet, en la que ahora somos accionistas minoritarios. Nuestro balance de situación aún denota nuestra participación la cual esperamos monetizar en el transcurso de 2018 al valor actual en libros de US$20.6 millones.

En el renglón de tenencias del balance, también se registra nuestra participación en la empresa Panama Power Holdings donde mantenemos una tenencia del 5.6% desde hace varios años. Esta compañía está listada en la Bolsa de Valores de Panamá y su precio disminuyó en 2017. Las normas nos obligan a efectuar una evaluación para determinar el posible deterioro en el valor de nuestra inversión y para este último ejercicio nos tocó registrar, en nuestra cuenta de patrimonio, un ajuste adverso de US$0.8 millones. La razón principal de este deterioro se atribuye a las limitaciones que tuvo la línea de transmisión de Etesa, lo que limitó la venta potencial de forma significativa. Ya la capacidad de la línea se aumentó a finales del año pasado por lo que se espera no tener dicho escollo a futuro.

Sobre nuestra inversión en Cable Onda, donde EGC mantiene su tenencia del 8%, las noticias son mucho más alentadoras. La excelente labor realizada por su equipo ejecutivo ha posicionado a esa empresa de telecomunicaciones como líder de la plaza en varios segmentos relevantes, incluyendo televisión por cable, Internet y ahora telefonía fija. Durante el año 2017 recibimos dividendos de US$3.9 millones lo que representa un aumento del 10% sobre el año previo y un retorno del 22% sobre el valor en libros de nuestra inversión.

También es relevante destacar que durante el ejercicio previo se incrementó en más de US$6 millones nuestra cartera de tesorería que ya supera los US$22 millones. La posición principal sigue siendo nuestra inversión en bonos corporativos de Petróleos Delta con US$15 millones y la diferencia está distribuida en diversos instrumentos sólidos y de buena rentabilidad como lo son las acciones de MHC Holdings y acciones en fondos de inversión de las reconocidas casas PIMCO y Carlyle. Adicionalmente, mantenemos una liquidez muy robusta, con más de US$43 millones en depósitos con Banco General.

Estamos listos en EGC para iniciar un nuevo capítulo de emprendimiento bajo la dirección de nuestro nuevo presidente, Raúl Alemán Z., quien a través de cuarenta años se ha desempeñado exitosamente en esta organización. Sus valores y principios son fiel imagen de los profesados por el fundador de EGC, Federico Humbert, cuyo legado perdurará por siempre con nosotros. La mejor manera de celebrar y honrar su memoria será manteniendo viva esa intensa llama cargada de integridad, respeto y solidaridad, valores estos que han sido esenciales para el éxito en nuestras empresas. Este es nuestro compromiso.

Guillermo Chapman III
Vicepresidente Ejecutivo